Minientrada

Cinco tendencias de la gestión del talento


Nuestra sociedad vive la cuarta revolución industrial marcada por  grandes avances tecnológicos  que impactan la economía y las características de la fuerza de trabajo. En este articulo plantearemos las estrategias que las áreas de gestión humana utilizan para compaginar un mercado laboral cada vez mas digital, plural y global  con las exigencias de un entorno económico radicalmente cambiante.

Las organizaciones han transformado la forma de gestionar su talento, pasando de estructuras jerarquizadas a modelos que les permiten adaptarse más rápidamente a los cambios socioeconómicos. Las siguientes son las cinco practicas más importantes que las empresas utilizan para lograr este objetivo:

1.     Atraer el mejor talento:  Convirtiendo a los empleados en embajadores de marca y creando campañas de difusión para reforzar la imagen y percepción de la organización hacia sus clientes, colaboradores y potenciales candidatos, a fin de desarrollar una marca empleadora capaz de atraer el mejor talento.  

2.     Generar experiencias de satisfacción en los colaboradores: Monitoreando y analizando el nivel de satisfacción de los empleados  para comprender y mejorar la experiencia en su lugar de trabajo, promoviendo un sincero vínculo emocional entre las personas y su empresa (con su misión y objetivos) y garantizando un ambiente laboral seguro y saludable, donde se fomenten valores como cooperación y confianza.

3.     Usar tecnología en los procesos de formación: Promoviendo el trabajo colaborativo y aplicando estrategias de capacitación con micro contenidos que ofrezcan a los colaboradores oportunidades de aprendizaje y desarrollo continuo, soluciones flexibles que ayuden a fortalecer la cultura corporativa y garantizar tanto el conocimiento técnico como el desarrollo de capacidades blandas como negociación, colaboración y comunicación.

4.     Utilizar herramientas tecnológicas en la administración del talento: Facilitando el análisis de bases de datos de personal y gestionando de forma gil y global el capital humano en relación con los procesos y el negocio.

5.     Desarrollar modelos de gestión centrados en el trabajo en equipo: Capacitando a los lideres en competencias de comunicación, negociación, resilencia y pensamiento sistémico que les brinde herramientas para transmitir confianza, construir y dirigir equipos, mantener a la gente conectada y fidelizada y promover una cultura de innovación, aprendizaje y mejora continua. Motivando a los jefes a conocer en detalle las habilidades de cada miembro de su equipo, a definir objetivos claros y cuantificables y a evaluar el desempeño priorizando el impacto de la contribución de un empleado a los objetivos de su equipo más que sus logros individuales.

Fuentes

https://www.finanzaspersonales.co/columnistas/articulo/5-tendencias-de-recursos-humanos-en-2019/78464

https://www2.deloitte.com/es/es/pages/human-capital/articles/10-tendencias-gestion-RRHH.html

Anuncios
Minientrada

¿Por qué incorporar las TIC en los procesos de formación empresarial?


En la actual sociedad de la información los colaboradores cuentan con herramientas tecnológicas que les permiten acceder con mayor facilidad  al conocimiento desde la comodidad de su oficina o casa. El Internet y las redes sociales, han cambiado el sistema de aprendizaje humano permitiéndonos compartir ideas, intereses e información. Cada día se hace más relevante que las personas usen estas herramientas de forma critica y sean capaces elegir contenido relevante, generar conocimiento y compartirlo socialmente.

El avance cultural hacia el uso de la tecnología se ha convertido en una necesidad de vital importancia para el crecimiento socioeconómico del país.  Para Colombia la promoción de la educación TIC es una prioridad publica  y por esto ha definido un marco legal cuyo objetivo es preparar al sector de tecnologías de la información y las comunicaciones para hacer frente a los desafíos que trae consigo el desarrollo tecnológico.  La ley 115 de febrero 8 de 1994 promueve el fortalecimiento de la capacidad crítica, reflexiva y analítica  de las personas y la adopción de las tecnologías modernas en todos los niveles educativos como mecanismo para lograr el  crecimiento  del país.  Así mismo, la ley 1341 de 2009 establece  los mecanismos para asegurar la competencia, la protección de los usuarios, la intervención estatal, el despliegue de infraestructura y el acceso y uso de estas tecnologías.

Los cambios sociales que trae consigo el desarrollo tecnológico generan oportunidades y retos para las áreas de capacitación de las empresas al incorporar la tecnología para contribuir en la calidad de los procesos formativos, promover el pensamiento analítico y critico en los colaboradores y dar solución a los problemas empresariales.  Un ejemplo se encuentra en la incorporación de las redes sociales como herramientas para modernizar metodologías de aprendizaje a través de la construcción de redes de comunicación interactivas y del uso de estrategias audiovisuales que promuevan que los empleados dejen de ser sujetos pasivos y se conviertan en  gestores del conocimiento propio y empresarial a través del aprendizaje colaborativo.

Indiscutiblemente la educación es un campo interdisciplinario que impacta la capacidad productiva del país. Es importante que las empresas se esfuercen en buscar mejores estrategias de formación acordes al nivel de desarrollo tecnológico de la sociedad capaces de estimular la individualidad, la creatividad, el aprendizaje y el desarrollo de las capacidades innatas que posee su talento humano.