Minientrada

Actitud mental positiva, la diferencia entre el éxito y el fracaso


Todos deseamos una vida feliz, sana y plena, buscamos sentirnos bien a pesar de las dificultades que se nos presentan. Esto es posible con estrategias adecuadas y un trabajo personal consciente. En este articulo aprenderemos como la psicología positiva pueden contribuir de modo significativo a lograr este objetivo.

Los efectos que un evento tiene en nosotros no se deben solo al evento mismo, sino a cómo lo percibimos e interpretamos y a la actitud con que lo afrontamos. La actitud es nuestra fuerza interna, la componen creencias o sentimientos que tenemos ante los acontecimientos y personas que nos rodean e influye en como reaccionamos ante la adversidad.

Beneficios de una actitud positiva:

  • Mejora el autoconocimiento y las habilidades sociales y promueve la búsqueda de soluciones creativas a los problemas.
  • Mejora el estado de ánimo y la capacidad de recuperarse de la adversidad.
  • Brinda oportunidades para aprovechar al máximo nuestro potencial y obtener los mejores resultados.
  • Promueve la buena salud, aumenta la longevidad y reduce la probabilidad de experimentar “accidentes” traumáticos.
  • Protege contra los efectos debilitantes de los eventos adversos y evita que cosas sobre las cuales no tenemos control nos afecten negativamente.
  • Contribuye a la prosperidad ya que se relaciona con mayores éxitos académicos, profesionales y deportivos y mejores matrimonios y relaciones.

Para una vida sana y prospera, necesitamos cultivar las siguientes fortalezas, cualidades y capacidades:

  • Mantener una autoestima positiva para sentirnos competentes y utilizar nuestras capacidades y talentos personales para alcanzar metas, sueños y logros.
  • Construir y mantener buenas relaciones con otras personas (amigos, familiares y compañeros de trabajo). No hay nada mejor que apoyar y ser apoyado por nuestros seres queridos en momentos de crisis o celebrar con ellos las cosas buenas de la vida.
  • Ser amable y  generoso.  El trabajo voluntario, la acción de ayudar y de dar están asociados a una elevada satisfacción con la vida y una buena salud.
  • Agradecer. La Psicología Positiva nos propone desarrollar esta capacidad anotando al final del día las cosas que salieron bien y por las cuales podemos estar agradecidos.
  • Realizar actividades tan gratificantes que nos hagan perder la noción del tiempo y del espacio.
  • Saborear las cosas buenas. Una estrategia propuesta por la Psicología Positiva es compartir con nuestros seres queridos lo que nos hace felices y guardar recuerdos de esos acontecimientos.
  • Liberarnos de los rencores y encontrar humor en la vida cotidiana.
  • Fortalecer la perseverancia, el entusiasmo y la curiosidad.
  • Dar sentido y propósito a la vida.  Una existencia carente de sentido provoca una actitud pesimista ante la adversidad, sentimientos de vacío, tedio, falta de control y ausencia de metas vitales.
  • Cultivar el optimismo, esperando lo mejor del futuro, pero planificado y trabajando para conseguirlo.

Bibliografía

García-Alandete, Joaquín. (2014). Psicología positiva, bienestar y calidad de vida. En-claves del pensamiento8(16), 13-29. Recuperado en 09 de diciembre de 2018, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-879X2014000200013&lng=es&tlng=es.

Naranjo Pereira, María Luisa Factores que favorecen el desarrollo deuna actitud positiva hacia las actividades académicas Educación, vol. 34, núm.1, 2010, pp. 31-53 Universidad de Costa Rica San Pedro, Montes de Oca, CostaRica. https://www.redalyc.org/pdf/440/44013961002.pdf

Park, Nansook, Peterson, Christopher, & Sun, Jennifer K. (2013). La Psicología Positiva: Investigación y aplicaciones. Terapia psicológica31(1), 11-19. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-48082013000100002