¿Cómo detectar el consumo de drogas?


En la juventud existen múltiples condiciones que favorecen el uso indebido de sustancias psicoactivas, por este motivo, la sociedad en general y la familia, debemos estar alertas para orientar a los menores y prevenir que tomen decisiones que puedan cambiar su vida. En este artículo revisaremos las manifestaciones de la conducta adictiva y los principales factores de riesgo a fin de que las familias puedan implementar medidas de prevención.

“El mérito mayor del hombre consiste, en dominar las  circunstancias lo mejor posible y dejarse dominar por ellas lo menos posible”. Goethe

Las sustancias psicoactivas, modifican en el comportamiento de las personas, llevandolas a consumir de forma continua con el propósito de volver a sentir los efectos que antes con una pequeña cantidad se producía y para así evitar  los síntomas y signos adversos debidos a la abstinencia.

drogadicción

El efecto que generan las drogas en el organismo produce adicción o dependencia, caracterizado por las siguientes señales:

  • Uso compulsivo de la sustancia.
  • Pérdida de control si no se tiene acceso a la misma.
  • Incapacidad para detenerse una vez iniciado el consumo, a pesar de las consecuencias adversas que se pueden presentar.
  • Negación del problema (minimización).
  • Tendencia a la recaída.

Cuando el drogadicto, comienza a emplear compulsivamente una o más drogas, se deterioran sus relaciones interpersonales y se generan los siguientes cambios en su vida personal:

  • Deseo persistente por interrumpir o controlar el uso de la sustancia sin que esto pueda lograrse.
  • Inversión de una parte importante del tiempo en actividades necesarias para obtener la sustancia, usándola o recuperándose de sus efectos.
  • Reducción de las actividades sociales, ocupacionales o recreativas a causa del uso de la sustancia.
  • Persistencia del uso a pesar del conocimiento de sus efectos negativos.

Existen múltiples condiciones que favorecen el uso indebido de sustancias psicoactivas, a continuación, describiremos las principales situaciones que  incrementan la vulnerabilidad de los jóvenes:

  • Deseo de experimentación, identidad, aventura y riesgo que la escuela y la familia a menudo no satisface, o el bloqueo a las iniciativas e intereses. Estos factores pueden hacer creer al joven que el consumo de drogas ilícitas es una salida a lo que aparece como rutinización de la vida cotidiana.
  • Situaciones de fracaso y deserción escolar, así como el desempleo en los sectores populares, o el manejo incontrolado de dinero en jóvenes de las clases altas.
  • La presión ejercida por el grupo de amigos; Según la sustancia, la frecuencia y el contexto social del consumo, se puede buscar “pasarla bien”, ser parte de lo que está de moda, afirmar la rebeldía, satisfacer la curiosidad o asumir roles propios del adulto. Los grupos de jóvenes suelen ser bastantes cerrados e intolerantes y la presión colectiva descalifica cualquier iniciativa individual que busque no consumir, aunque ellos piensen y  hablen de “libertad personal”
  • Presencia de hermanos u otros familiares con problemas de adicción.
  • El Estrés y la falta de apoyo o soporte social para enfrentar situaciones de conflicto.

Ver enlaces relacionados

¿Cuándo el estrés es bueno?

¿Eres el creador de tú destino? Tipos de locus de control

¿Cómo influye el estilo educativo de los adultos en el desarrollo moral de los niños?

¿Cómo cultivar la autoestima?

La mente transformadora

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s