¿CÓMO AYUDAR A LOS NIÑOS A APRENDER?


Este articulo toma conceptos de la teoría de las inteligencias múltiples y de la neurociencia, para reflexionar sobre como los adultos en nuestros roles de padres ó maestros, podemos establecer estrategias novedosas, motivantes, integradoras y creativas para que los niños sean los protagonistas en sus procesos educativos, aprendan partiendo de sus capacidades y puntos fuertes y desarrollen habilidades para tener una mayor interrelación con las personas, su entorno y consigo mismos.

En Colombia, la educación tradicional se centra en fomentar el trabajo en mesa individual, en aulas donde se controla la disciplina y se imparte el conocimiento de forma magistral. En este tipo de programas educativos se da mayor prioridad a las inteligencias lingüísticas y matemática, descuidando el papel de la personalidad, las emociones y el entorno cultural primordiales para el aprendizaje. Sin embargo, no siempre aquellas personas que fueron los mejores alumnos en lo académico, lograron éxito en su vida social y profesional.

Para Gardner (1994-2005), padre de la teoría de las inteligencias múltiples, la inteligencia es la capacidad biopsicológica de procesar información para resolver problemas o de crear productos que sean valiosos para una comunidad o cultura. Esto pone de relieve que la inteligencia no solamente se refiere a las capacidades innatas de los individuos o su capacidad de almacenar información, sino cómo dichas capacidades se desarrollan e integran para resolver problemas sociales comunes. Por esto, la educación debe poner mayor énfasis en el desarrollo de capacidades de los niños para reconocer y controlar sus emociones y trabajar en equipo, a fin de que el proceso escolar realmente les permita desarrollar las habilidades básicas requeridas en la vida laboral y social.

juego

El juego y el trabajo en grupo, son excelentes estrategias que cumplen dos objetivos, por un lado, permite el desarrollo de los procesos de inteligencia interpersonal y, por otro lado, mantiene a los niños motivados para aprender. El refuerzo social inmediato entre compañeros, motiva el desempeño individual y colectivo y este tipo de actividades liberan dopamina en el cerebro, neurotransmisor potencializador del optimismo, la felicidad y el aprendizaje. Somos seres sociales y cuando unimos esfuerzos, nuestra capacidad de crear y de aprender se multiplica. Entre las actividades de enseñanza que podemos desarrollar mediante esta estrategia encontramos juegos de mesa, juegos de roles, reuniones creativas, simulaciones, clubes académicos o fiestas temáticas.

Tanto la Teoría de las inteligencias múltiples como la neurociencia, hacen énfasis en que el movimiento es un facilitador del aprendizaje, un alumno sentado puede entender y mantener la atención por unos minutos, pero aprende poco. Por el contrario, al desarrollar actividades prácticas que involucren el cuerpo mejora la eficacia y garantiza que los alumnos siempre estén atentos, ejemplo de estos tipos de actividades son; excursiones, pantomima, video juegos, actividades físicas, uso de lenguaje corporal, experiencias con materiales táctiles, dramatizaciones, danzas, ejercicios de relajación y juegos de rol.  Hay que diseñar actividades que les permitan a los niños aprender andando y comunicando de forma verbal y no verbal.

Indiscutiblemente la educación es un campo interdisciplinario, de impacto social y es responsabilidad de padres, maestros, profesionales de distintas áreas de la sociedad, buscar mejores estrategias para educar, para fomentar la creatividad y el desarrollo de las capacidades innatas que tienen los niños y cimentar las bases de una sociedad menos conflictiva y enferma.

Ver  artículos relacionados

¿Cómo aprende nuestro cerebro?

 ¿Cómo favorecer y estimular el aprendizaje de los niños?

Anuncios

¿Cómo afrontar la incertidumbre?


El miedo es una emoción, que aparece ante la anticipación de una amenaza o peligro, es una respuesta adaptativa orientada a la sobrevivencia. Ante el peligro el organismo produce una serie de respuestas automáticas y segrega estimulantes como la adrenalina y el cortisol, que tiene el poder de movilizar momentáneamente los recursos de energía del cuerpo para potencializar las respuestas  rápidas de enfrentamiento o huida, en segundos analizamos información y tomamos decisiones. En nuestra sociedad, pocas veces debemos enfrentarnos a situaciones de vida o muerte pero sufrimos la misma reacción fisiológica ante situaciones  que nos producen ansiedad, incertidumbre e inseguridad.

prehistoria

Seguir leyendo

¿CÓMO ESTIMULAR EL APRENDIZAJE DE LOS NIÑOS?


“Oigo y olvido, veo y recuerdo; hago y aprendo” Confucio

Tradicionalmente, la educación de pre escolar y primaria, se centra en fomentar el trabajo individual y la disciplina, porque los niños pequeños tienden a distraerse con mayor facilidad y los profesores deben controlar durante aproximadamente hora y media grupos grandes de niños en  aulas reducidas, para esto utilizan estrategias como prohibir que se levanten del puesto,  que hablen entre sí o que interrumpan la clase para preguntar. De esta forma, las actividades pedagógicas se centran en clases magistrales con ejercicios de mesa, copiar del tablero,  hacer dictados o ejercicios de preguntas y respuestas orales controladas por el profesor.

Sin embargo, la actual generación de niños, están expuestos constantemente a una sobre estimulación y para los maestros es más difícil captar su atención. En los últimos 20 años, la neurociencia ha tenido descubrimientos que pueden fortalecer las estrategias pedagógicas para favorecer la atención y el aprendizaje de los niños, revisaremos cada una:

Seguir leyendo

¿COMO APRENDE NUESTRO CEREBRO?


aprender

“Denme un cerebro que haya conseguido comunicarse a través de un lenguaje, que es el más complejo de los aprendizajes y podré lograr que aprenda cualquier cosa”. Humberto Maturana.

Hablar de aprendizaje, es hablar de cerebro, ya que este es el órgano donde se almacena la información, gracias a las redes neuronales biológicas. Las personas aprendemos desde la gestación,  al momento de nuestro nacimiento ya tenemos redes neuronales establecidas y un conocimiento básico que incluye el sonido de la voz de nuestros padres.

Seguir leyendo